Menú Principal
10
25 de mayo de 2016

[Valparaíso] Quinta generación firma contrato social “Oportunidades para la Vida” en Centro Penitenciario de Quillota

El programa es impulsado por la municipalidad de Quillota y Gendarmería desde el 2012 y ha permitido trabajar con cerca de 50 personas que cumplieron condena, que han tenido una integración social y laboral efectiva.

Un nuevo grupo de 14 usuarios del Centro de Detención Preventiva de Quillota firmaron el contrato social del programa “Oportunidad para la Vida” el que tiene como fin apoyar y potenciar la reintegración social de personas privadas de libertad.

En la actividad, que contó con la presencia del alcalde, Luis Mella, el gobernador provincial, Cesar Barra, la Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Paz Anastasiadis y el jefe de unidad, teniente coronel Julián Solís, los nuevos usuarios -correspondientes a la quinta generación en firmar el contrato- se comprometieron a participar en cada una de las actividades propuestas por el proyecto, a no cometer nuevos delitos, ser responsables con su proceso de integración social y cumplir con la oportunidad laboral en la que sea insertado, entre otros aspectos.

El alcalde Mella, indicó que esta iniciativa surgió tras evidenciar el problema que generaba en las familias y en las personas que salían en libertad el no encontrar apoyo adecuado. “De ahí surge la focalización en un grupo de seres humanos, que los vimos muy abandonados. Todo el mundo habla de rehabilitación, pero en la práctica faltan muchos más esfuerzos de los que se han hecho hasta ahora. Esto surge de una idea de darle esa oportunidad a la gente que sale de la cárcel y ellos han respondido de manera extraordinaria ya que más del 90% no ha vuelto a delinquir y eso demuestra que hay que invertir en este tipo de rehabilitación”.

Estos buenos resultados han sido reconocidos por Gendarmería de Chile y por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que indican que el programa tiene uno de los mejores resultados a nivel nacional. Conjuntamente, esta iniciativa municipal fue reconocida por la OCDE y Fundación Ford, quienes la destacaron a nivel mundial.

La Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Paz Anastasiadis, destacó la iniciativa del alcalde Mella, señalando que “este trabajo permite apoyar los esfuerzos en materia de reinserción social en la región, cuyo eje ha sido priorizado por el Ministerio y trabajado a través de Gendarmería al interior de los penales. De esta manera, este proyecto “Oportunidades para la Vida”, tal como lo señala su nombre, ha permitido crear nuevas oportunidades tanto laborales como sociales, incidiendo positivamente en la disminución de reincidencia penal, donde por medio de la reinserción social se ejecutan políticas que favorecen la seguridad pública”.

Con la firma de este contrato, el municipio, a través del alcalde Luis Mella, se comprometió a realizar actividades de fortalecimiento de las habilidades sociales incorporando a la familia en las distintas etapas del proceso, generar oportunidades de trabajo y entrega de ayuda social durante los primeros tres meses posterior a recuperar la libertad, además de realizar un seguimiento de los casos durante un año.