Menú Principal
sdr
24 de noviembre de 2017

Subsecretario Mena encabezó en Buenos Aires recuperación de restos óseos que corresponderían a compatriotas fallecidos en accidente aéreo ocurrido en 1997

Autoridad de gobierno viajó a la capital argentina con equipo del Servicio Médico Legal que buscará identificar muestras forenses

El subsecretario de Justicia, Nicolás Mena, encabezó una delegación que viajó hasta Buenos Aires, Argentina, para la recuperación de restos óseos de compatriotas que corresponderían a efectivos del Ejército de Chile fallecidos tras un accidente aéreo ocurrido en abril de 1997.

La comitiva, que se trasladó este miércoles a la capital argentina, está conformada por el director (s) del Servicio Médico Legal (SML), Dr. Gabriel Zamora, y peritos de la Unidad de Identificación Forense de dicho organismo.

El subsecretario Mena destacó el trabajo de cooperación entre las autoridades argentinas y los miembros de las Fuerzas Armadas y Cancillería de ambos países, agregando que: “Hemos recuperado algunos restos que permiten dar esperanzas a los familiares de las víctimas, de modo de poder brindarles algo de tranquilidad y definitivamente cerrar un ciclo. Esto es una muestra más del nivel de desarrollo de nuestro Servicio Médico Legal, que evaluará la posibilidad de utilizar el ADN mitocondrial para acceder a muestras de mayor precisión y mayor data, y al mismo tiempo, permitirá dar algo de tranquilidad a familias que llevan más de 20 años sin saber nada de sus seres queridos”.

SUBSEC JUST 10

La avioneta estuvo desaparecida por casi 2 décadas luego de despegar desde Balmaceda con destino a Villa O´Higgins. Sin embargo, ésta fue encontrada recién el 14 de octubre del año pasado por un guardaparques al sur del Lago Posadas, en la Patagonia argentina.

La diligencia, a la que se sumó la Cónsul Adjunto de Chile en Argentina, Javiera Flores, se concretó tras un orden emanada de la Fiscalía Militar que permitió al SML recepcionar las muestras forenses e iniciar una cadena de custodia para remitirlas a Chile, donde serán sometidas a pericias genéticas de identificación.

Respecto del envío a Chile de los elementos recuperados, el director nacional (S) del SML, Gabriel Zamora, afirmó que “una vez que lleguen a Santiago serán recepcionados por la Unidad Especial de Identificación Forense, que en una primera fase realizará una revisión exhaustiva y multidisciplinaria de los restos óseos encontrados y de los elementos culturales que sean posible identificar por parte de los familiares. Lo anterior, a objeto de determinar las muestras más idóneas que puedan ser sometidas a análisis de ADN”.

sdr

Antecedentes del accidente

A bordo del Piper PA-23-250 Azteca que se extravió en la región de Aysén viajaban cuatro militares chilenos miembros del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT): el coronel (r) Guillermo Van Schouwen, ingeniero que trabajo en la construcción y diseño de la Carretera Austral; el coronel Guillermo Peña, comandante zonal del CMT; el sargento José Llanca y el conscripto Mardoqueo Ruiz. La aeronave -propiedad de la empresa local Don Carlos de Coyhaique- era pilotada por un civil, el uruguayo Carlos Allende Almarza.

Si bien la aeronave chilena fue localizada en octubre de 2016, producto de las complicadas condiciones de acceso y la crudeza del clima del sector, recién el 10 de marzo de este año las autoridades argentinas lograron llegar al sitio del hallazgo.

Tras recuperar los restos óseos y algunos enseres, las muestras fueron derivadas a dependencias de la Procuración General de la Nación Argentina en Buenos Aires, donde permanecían hasta ahora.