Menú Principal
31210477082_e7ce706a84_k
1 de diciembre de 2016

Subsecretaria Fries en el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA: “Desde la Subsecretaría de DDHH queremos aportar para terminar con la discriminación”

Renovar el compromiso con la prevención y la no discriminación a las personas que viven con VIH o con SIDA es el objetivo de la actividad realizada esta mañana en la Corporación Chilena de Prevención del SIDA – AcciónGay.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, la ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez; la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, y el subsecretario de Salud, Jaime Burrows, llegaron hasta la sede de la corporación para reafirmar el compromiso del gobierno en cuanto a educar a la ciudadanía en la prevención y a luchar contra la discriminación que sufren las personas que viven con VIH.

El lema de la campaña de Naciones Unidas para este 2016 es “Levantemos las manos por la #PREVENCIÓNVIH” y está enfocado en la prevención combinada, la cual considera acciones de nivel promocional, preventivo y curativo las que, combinadas, pueden cambiar el curso de la epidemia y tener un impacto positivo en su control.

Al respecto, la subsecretaria Fries destacó que como país se ha avanzado en cuanto a informar y educar sobre el VIH-SIDA y se han derribado prejuicios relativos, por ejemplo, al contagio del síndrome. Sin embargo, la discriminación hacia las personas que viven con VIH permanece:

“Las mejoras siempre estarán incompletas si no garantizamos que todos y todas tengamos un acceso igualitario al goce y ejercicio pleno de nuestros derechos humanos. Hoy aún somos testigos de acciones cotidianas que mantienen el estigma y la discriminación relacionados con el VIH, como son las esterilizaciones forzadas a mujeres con VIH, las presiones para no embarazarse o los regaños si se embarazan; las exclusiones laborales; o los malos tratos en servicios de salud y establecimientos educacionales. Por eso, es de vital importancia realizar todos los esfuerzos necesarios para que las personas viviendo con el virus vivan sin sufrir ninguna discriminación”.

Frente a esto, comprometió el trabajo de la subsecretaría que encabeza para alcanzar esa meta: “Una de nuestras primeras misiones es la construcción de un Plan Nacional de Derechos Humanos que tendrá como un eje principal la igualdad y la no discriminación. Además, diseñaremos un programa de formación para funcionarias y funcionarios públicos en materia de derechos humanos. Así, iremos paso a paso caminando hacia una cultura de derechos humanos, porque ningún cambio es posible sin una cultura que ponga en el centro la dignidad, con el convencimiento de que el libre desarrollo de cada ser humano, con nuestras diferencias y nuestra diversidad, es el desarrollo de toda la humanidad”.

31354776395_8004cc0cf8_k

En tanto, la ministra Paula Narváez destacó que hoy existe una institucionalidad para apoyar a quienes viven con VIH: “Lo importante es que no sientan que hay soledad en esto, hay instituciones en la sociedad civil y en el Gobierno que acompañan a las personas que están viviendo con VIH y SIDA. Hay redes, hay maneras de integrarse, hay maneras de salir adelante”, señaló.

Algunas cifras nacionales

> 22.274 adultos y 243 niños reciben tratamiento anti-retroviral en el Sistema Público de Salud, mientras que en el Sistema de Salud Privado lo hacen 5.014 personas.

> El tratamiento por VIH está garantizado por Ley GES desde 2005, esto considera acceso a diagnóstico, exámenes de seguimiento y monitoreo (CD4, Carga Viral y test de Resistencia), y tratamiento antirretroviral (de primera, segunda línea y esquemas de rescate). El GES garantiza también la prevención de la transmisión vertical del VIH: diagnóstico, tratamiento y seguimiento a las gestantes, sus hijas/os y sus parejas.

> Las acciones del Estado de Chile han permitido disminuir la mortalidad por SIDA de 3,6 a 3 por 100.000 habitantes entre 2001 y 2013; disminuir también lasa de transmisión vertical del VIH de 5,4% (2006) a 3,8% (2015).

> Sobrevida a 3 años de inicio de la terapia antirretroviral: incremento de 85% en el 2005 a 93,4% en el 2010.