Menú Principal
1a
18 de octubre de 2017

Subsecretaria Fries ante Comisión de DDHH de la Cámara: “Con Joan Florvil fallamos como sociedad”

La Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, sostuvo que en el caso de Joan Florvil, joven madre de origen haitiano que falleció tras ser aprehendida por Carabineros en un confuso incidente que está en investigación, la sociedad chilena en su conjunto falló y sostuvo que el fenómeno de la migración aún es un tema pendiente en el país.

Las declaraciones las entregó en el contexto de su participación en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, donde fue invitada a exponer sobre el tema, acompañada además del director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic.

“Si uno recorre todo lo que le pasó a la señora Florvil, se da cuenta de que aún no terminamos como sociedad de estar preparados para una interculturalidad, porque finalmente fallamos todos: falló la sociedad y falló el Estado, eso está hoy día investigándose. La verdad es que lo que nos tiene que llamar a preocupación es que nunca más se puedan producir situaciones como ésta”, dijo Fries.

En este sentido, la Subsecretaria recalcó que “claramente algo salió mal si durante treinta días una persona, que estuvo bajo la custodia de agentes del Estado, de instituciones públicas, finalmente fallece. Lo que toca ahora es saber cuál es la responsabilidad que tiene cada quien en esta situación”.

La Subsecretaria Fries detalló las acciones que ha realizado el gobierno para aclarar los hechos que llevaron al fallecimiento de Joan Florvil y para devolverle su hija al padre. Además, explicó otras medidas en materia de migración y de educación en derechos humanos para funcionarios y funcionarias del Estado.

“Como Subsecretaría creemos firmemente que la respuesta estatal frente a este caso nos debe permitir que situaciones como ésta no se repitan en el futuro. En este sentido quisiera llamar la atención de la sociedad en general, y de los funcionarios públicos en particular, respecto a los desafíos que supone la inmigración, entre ellos, la forma en la que nos enfrentamos a las diferencias culturales, raciales e idiomáticas, que debe erradicar las actitudes prejuiciadas y discriminatorias”, explicó.