Menú Principal
QUIERO MI BARRIO
7 de diciembre de 2017

Seremi Bussenius encabezó certificación de talleres de Resolución de Conflictos Comunitarios insertos en programa Quiero mi Barrio

Orgullosos de haber finalizado un curso que brinda herramientas para tratar conflictos que se generen entre vecinos, se mostraron los dirigentes de los barrios condominio social Archipiélago de Chiloé, La Concepción-General del Canto y Seno Almirantazgo, tras recibir certificados del Taller de Manejo de Conflictos en el Ámbito Comunitario que desarrolló el Centro de Mediación de la Corporación de Asistencia Judicial R.M. (CAJ), en el marco de los proyectos sociales del Programa Quiero mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

A través de los planes de Gestión Social que se activan en cada barrio, el programa Quiero mi Barrio, da prioridad no sólo al aspecto urbano, sino también a activar la asociatividad para mejorar la convivencia, incentivar la participación, reimpulsar la vida de barrio y el trabajo entre vecinos por el bien común. Para que todo esto pueda permanecer en el tiempo, los dirigentes son piezas fundamentales para mantener una vida comunitaria activa, pero también para incentivar la vida en armonía entre todos los vecinos, es en este contexto en que es de completa pertinencia la capacitación realizada.

El Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Pablo Bussenius, manifestó estar convencido de que “lo que está detrás de Quiero mi Barrio es el anhelo que tiene la gente por vivir en comunidad, que se traduce en mejoras, en obras para la comunidad, pero también con el sentido de pertenencia, de ahí que sea tan importante el trabajo que se realizó con los dirigentes sociales en este mecanismo de resolución alternativa de conflictos, que privilegia el diálogo, el entendimiento y que sin duda contribuye a tener comunidades más sanas, más integradas”.

A su vez, el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Fernando Haro, subrayó que “este acompañamiento que han hecho desde la Corporación de Asistencia Judicial también habla de este anhelo que importa tanto, que es la vida en comunidad, porque creo que estamos entregando hoy día una certificación que es un intangible, pero que está detrás de un montón de cosas que son tangibles como es la casa y el barrio donde viven”, señaló el seremi de Vivienda y Urbanismo.

Mientras, entre los dirigentes capacitados, está la secretaria de la Junta de Vecinos de La Concepción, Herminia González, quien valoró la experiencia, “porque en esta actividad con Justicia hemos aprendido a relacionarnos de mejor manera con las demás personas, y tener un acercamiento mayor entre vecinos para poder enfocar de mejor manera los problemas en busca de una solución”.

En tanto, el tesorero de la Agrupación Nuevo Comienzo de los edificios del barrio Archipiélago de Chiloé, Segundo Melipillán, destacó que en su condominio hay más acercamiento entre los vecinos. Su Agrupación ya había trabajado con la Corporación de Asistencia Judicial, gracias a lo cual su block es uno de los mejores también en su convivencia diaria, lo cual se traduce en una mejor calidad de vida.

Los talleres se centraron en la identificación de conflictos, técnicas de comunicación y cómo mejorar la vinculación con sus vecinos para potenciar el trabajar en equipo desde el rol como dirigentes, poder escucharse, tener distintas visiones desde la mirada del conflicto y así poder empatizar con lo que le pasa al otro.