Menú Principal

Tribunales de Tratamiento de Drogas y/o Alcohol

Los Tribunales de Tratamiento de Drogas y/o Alcohol son una iniciativa que busca hacerse cargo de la problemática del consumo problemático de estas sustancias asociado a la comisión de delitos. Es un Programa que está inserto en el sistema de justicia penal, incorporando una metodología y un conjunto de herramientas dirigidas a facilitar el cambio y la adherencia al tratamiento contra la adicción, mediante una intervención altamente especializada, proceso que es dirigido por un juez de garantía, quien en colaboración con fiscales, defensores penales públicos y duplas psicosociales, se ocupan de esta manera del problema de fondo que subyace en el conflicto penal.

En nuestro país, al igual que en la experiencia internacional, existe evidencia de una estrecha relación entre droga y delito. Así, por ejemplo, se puede observar en el estudio realizado el año 2009 por el Consejo Nacional Para el Control de Estupefacientes, el cual mostró que el 42% de los delitos cometidos por la población adulta estaban asociados al consumo de drogas ilegales, alcanzando al 52% cuando se agrega el consumo de alcohol.

Este Programa tiene como sustrato teórico el concepto de justicia terapéutica, el cual se dirige a identificar y potenciar los aspectos de la ley que favorecen la rehabilitación y el cambio en los sujetos infractores.

Se ha observado positivamente un considerable baja en los índices de reincidencia delictiva de quienes han ingresado al Programa y finalizado su tratamiento. Un reciente estudio de la Unidad de Seguimiento del Poder Judicial constató que aquellas personas que ingresaron a tratamiento y no lo culminaron reincidieron en un 19%, mientras que, aquellos que egresaron exitosamente solo lo hicieron en el 11% de los casos.

Actualmente el Programa para adultos se encuentra presente en 10 regiones de nuestro país, incorporado en 29 Juzgados de Garantía. Durante el presente año, se incorporará en todos ellos el Programa para la Población Adolescente.

La Coordinación general del Programa está a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la División de Reinserción Social, la que promueve un trabajo colaborativo entre el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Defensoría Penal Pública, el Servicio Nacional de Menores (SENAME), el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), además de la colaboración permanente de la Fundación Paz Ciudadana.

 

Iniciativas del Ministerio de Justicia