Menú Principal
twitter 2
3 de agosto de 2015

[O’Higgins]: Internos de Rancagua inauguran nuevo Módulo Evangélico

Programa Amando al Preso Amarás a Cristo (APAC), busca ayudar a la reinserción social de los internos de Rancagua.

Rancagua. Antes de ingresar al módulo 32 del Complejo Penitenciario de Rancagua ya se percibe algo distinto. Frases de amor de Jesús, a la vida, a los hermanos colgados en la entrada, mientras que en su interior es el evangelio el que ilumina los corazones de los internos que por medio de la palabra de Cristo transforman sus vidas.

Al interior del módulo las diferencias con los otros módulos se hacen evidentes. De inmediato se escucha la música proveniente de guitarras y mandolinas y se puede ver a grupo de internos cantando alabanzas que agradecen a Dios y depositan en él sus esperanzas de una nueva vida, una vida alejada de la delincuencia. La tranquilidad es llamativa, tanto como la amabilidad y alegría de quienes habitan esta dependencia.

De esta manera, funciona el proyecto Amando al Preso Amarás a Cristo (APAC), que fue inaugurado con la presencia de la seremi de Justicia, Yosselin Moyano; el director regional (s) de Gendarmería, comandante Manuel Palacios, y el capellán nacional evangélico, pastor Álvaro Lusiett.

La seremi de Justicia, Yosselin Moyano, manifestó que “se logró transformar un módulo crítico en un lugar pacífico, donde los conflictos entre la población penal casi no existen. Este proyecto logra neutralizar los avances negativos que pudiera tener la subcultura de la delincuencia en medio de los establecimientos penales y es un moderador de conducta que ayuda a fortalecer los procesos de reinserción”.

Al respecto, el director regional (s) de Gendarmería de Chile, comandante Manuel Palacios, destacó la iniciativa. “Nos permite mantener una población penal ocupada, evangelizándola y reinsertándola a través de la palabra de Dios. Además este tipo de programas forma parte de nuestro compromiso de proteger los derechos humanos”, puntualizó la autoridad penitenciaria.

Para Luis Mussiet, capellán nacional evangélico de Gendarmería, el proyecto “Amando al Preso Amarás a Cristo” (Apac) se ha convertido en una metodología primordial de valorización humana, que se implementa en 22 cárceles del país, entre ellas, el Complejo Penitenciario de Rancagua. Esto ha permitido que tengamos un alto porcentaje de gente que se ha reinsertado en la sociedad y recuperado sus familias”.