Menú Principal
CAVI4
30 de octubre de 2015

[Magallanes]: Seremi Bussenius valora avances de iniciativa CAVI-JUNJI que profundiza prevención y detección precoz de abuso sexual a nivel de jardines infantiles

Los delitos sexuales desde el plano jurídico y cómo pueden afectar a los pre escolares fue el tema abordado en un tercer taller desarrollado en el marco de un Convenio de Colaboración entre el Centro de Atención Integral a Víctimas de Delitos Violentos de la Corporación de Asistencia Judicial R.M. (CAVI) de Punta Arenas y la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), el cual convocó a alrededor de 40 educadores o auxiliares de párvulos de jardines infantiles particulares y de la JUNJI.

La actividad, realizada en la Caja de Compensación La Araucana, contó con la presencia del Seremi de Justicia, Pablo Bussenius, y la Coordinadora de la Unidad de Promoción de Ambientes Bien Tratantes de la JUNJI, Julia Navarrete, y tuvo como relatora a la Abogada Auxiliar del CAVI, Martina Pradenas.

La profesional señaló que su módulo buscó facilitar como herramienta lo referido a cada tipo penal, pensando que serán las educadoras quienes recibirán la denuncia, de manera que estén atentas a interpretar lo que el niño está diciendo en paralelo con lo que dice la ley. Ello, dado que siendo algo común, “se habla poco en la práctica sobre en qué consiste el tema de los abusos y hay muchas dudas”.

Además de la necesidad de tener guías concretas cuando se habla de abuso sexual, destacó como equipo el conocer las dudas y los mitos existentes, para trabajar con ello y orientar de mejor manera a sus usuarios, siempre con una mirada de infancia: “Cuando un niño o una niña tiene derecho a la vida privada, a la intimidad, a pesar de que es un niño o una niña, implica mirarlo como un sujeto de derecho y esa visión de la infancia como sujetos de derecho es un punto de vista importantísimo”.

Acerca de este módulo sobre aspectos legales y denuncias, Claudia Saiter, coordinadora del CAVI, resaltó que la idea de trabajar con los jardines infantiles particulares es que generalmente carecen de elementos como protocolos de denuncia o de maltrato, y se espera terminar con un protocolo sencillo que les sirva de herramienta para saber qué hacer ante una situación de delito.

Por parte de JUNJI, Julia Navarrete, subrayó como lo más relevante de esta capacitación el partir desde el aspecto psicológico: “Saber de qué forma las niñas y los niños reaccionan ante un abuso sexual, luego el marco legal, que estamos obligados a denunciar y, tercero, un espacio que va a poder generar un protocolo en torno a los jardines particulares, a diferencia de los establecimientos de la JUNJI donde sí existe”.

Finalmente, el seremi Bussenius destacó la alta convocatoria de la iniciativa, junto con resaltar el profesionalismo y experiencia de sus relatores, lo que se traduce en un ejercicio práctico, que permite poner al alcance de los educadores una visión integral respecto a los mitos en torno a delitos sexuales, su detección, prevención y la denuncia de éstos.