Menú Principal
IMG_4025
27 de enero de 2017

[Los Ríos] Seremi Reyes participó de la firma de convenio entre Sename y Fundación Desafío Levantemos Chile

Ambas instituciones comenzarán a ejecutar una iniciativa inédita en el ámbito de la reinserción social de jóvenes que han infringido la ley, relacionada con un innovador proyecto sobre la elaboración de prótesis ortopédicas.

Con la finalidad de generar un proceso de reinserción social adecuado a los intereses de los jóvenes del centro de justicia juvenil de Valdivia, el Servicio Nacional de Menores (Sename) y la Fundación Desafío Levantemos Chile firmaron un convenio de colaboración, que es el inicio formal de la ejecución del proyecto “La libertad de soñar en 3D”.

La iniciativa, financiada por el Banco de Chile, busca apoyar a quienes cumplen sanción penal través de talleres de emprendimiento, apresto laboral y elaboración de prótesis con el sistema de impresión 3D.

El proyecto se desarrollará durante un año y consta de tres etapas, que apuntan a generar una preparación profesional para que los jóvenes logren elaborar productos de buena calidad. Una vez confeccionados, estos serán destinados a instituciones que trabajan con personas en situación de discapacidad, siendo el Centro Teletón de la Región de Los Ríos uno de sus principales beneficiarios. En relación al respaldo técnico, este quedará garantizado por la empresa local “Visual Valdivia”, la que entregará todos los conocimientos necesarios para que el proceso formativo esté acorde a los estándares nacionales. Siempre bajo el apoyo del Programa de Intermediación Laboral (PIL) de Fundación Ciudad del Niño, organismo colaborador de Sename.

La coordinadora del área de justicia juvenil del Sename Los Ríos, Caroline Guardiola, indicó que “es una muy buena oportunidad que permite generar un plan piloto a nivel nacional, para que los jóvenes lleven a cabo una actividad que les permita reinsertarse y contribuir a un bien social, ya que su trabajo y dedicación va a ser sinónimo de alegría para otras personas que, al igual que ellos, necesitan de una oportunidad.”

En tanto, el coordinador regional de la Fundación Desafío Levantemos Chile, Helmuth Palma, dijo que una de las motivaciones principales del proyecto era otorgar la posibilidad de soñar a los jóvenes. “Cuando entregamos la posibilidad de soñar, ellos sienten que pueden contribuir a la sociedad, es eso lo que buscamos con este proyecto. Muchas instituciones han manifestado su intención de aportar. Fue difícil al principio, sin embargo, agradecemos al Banco de Chile el aporte realizado”.

Por su parte, el seremi de Justicia, Alejandro Reyes, destacó que “este convenio viene a unir y a la vez resaltar el gran trabajo de los profesionales del Sename de Los Ríos con el compromiso de la Fundación Desafío Levantemos Chile, para generar iniciativas que permitan a jóvenes que han infringido la ley tener herramientas propias de esta sociedad tecnologizada en la cual deben insertarse, ayudando a su potencial creativo no tan solo a la hora de construir las prótesis, sino también al reconstruir su propio camino”.

Finalmente, en representación del Banco de Chile, Alejandro Garcia, dijo que “nos pareció una buena idea desde el principio y fue motivo de orgullo ver que los jóvenes se entusiasmaron con esta idea, principalmente para poder contribuir a que tengan mayores oportunidades laborales”.

Impresora 3D

La empresa a cargo de este proyecto es “Visual Valdivia”, que desde el plano local busca contribuir a formar a los jóvenes en una técnica pionera a nivel nacional y, con la cual, las posibilidades de acceder a una fuente laboral son mucho más alta. Luis Carrasco, encargado del proceso, señala que “una impresora 3D es una máquina capaz de realizar réplicas de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador, descargado de internet o recogido a partir de un escáner 3D. Surgen con la idea de convertir archivos de 2D en prototipos reales o 3D. Comúnmente se ha utilizado en la prefabricación de piezas o componentes, en sectores como la arquitectura y el diseño industrial. En la actualidad se está extendiendo su uso en la fabricación de prótesis médicas, ya que la impresión 3D permite adaptar cada pieza fabricada a las características exactas de cada paciente”.