Menú Principal

El pasado martes 09 de junio promulgamos en el Palacio de la Moneda, la Ley de Derechos y Deberes del Fútbol Profesional (LeyChile). La norma, que entró en vigencia justo antes que se inicie la Copa América, viene a reemplazar el texto de la Ley Nº 19.327, más conocida como Ley de Violencia en los Estadios y que ahora asume no solo un nuevo nombre, sino también un nuevo rol en cómo entenderemos los espectáculos de fútbol profesional: instancias de derechos y deberes recíprocos entre quienes organizan y quienes asisten a disfrutar del llamado Deporte Rey.

Principales modificaciones

1. Ampliación de la aplicación de la ley a hechos conexos tales como entrenamiento, desplazamientos de hinchas desde y hacia el estadio, festejos en lugares públicos. Los hinchas que cometan faltan o delitos en estos eventos podrían quedar con prohibición de ingreso a espectáculos de fútbol profesional.

2. Régimen sancionatorio efectivo: Nuevas penas para delitos e infracciones. Se duplican los periodos de prohibición de ingreso a los estadios, de dos a cuatro años. Se incorporan sanciones por discriminación o xenofobia. Las infracciones pasan al Juzgado de Policía Local.

3. Estatuto de derechos y deberes de los hinchas.

- Derecho a asistir y participar del espectáculo deportivo y conocer las condiciones de ingreso y de permanencia en el recinto, las que se establecerán en el reglamento de esta ley.

- Derecho a que los espectáculos y los recintos deportivos cumplan con condiciones básicas de higiene, seguridad y salubridad.

- Derecho a contar con información oportuna sobre las condiciones básicas de seguridad en el espectáculo y en el recinto deportivo, sobre las medidas de prevención y protección de riesgos inherentes a la actividad, y todas las medidas técnicas necesarias y suficientes que los organizadores, dentro de su esfera de control, deban adoptar con dicho propósito.

- Deber de respetar las condiciones de ingreso y de permanencia, y no afectar o poner en peligro su propia seguridad, la del resto de los asistentes o del espectáculo en general.

4. Se regula el derecho de admisión, si un club aplica derecho de admisión, todos los demás clubes lo hacen. La ley exige la aplicación del derecho de admisión.

5. Nuevas facultades para Intendentes, quienes con razones justificadas en alteraciones a la seguridad y el orden público, podrán rechazar la programación de un espectáculo de fútbol profesional, en cuanto al día, horario y lugar en el cual este se desarrolle.

6. Determina facultades para los guardias de seguridad privada para que puedan cumplir exitosamente su tarea preventiva.