Menú Principal
11
16 de mayo de 2017

Harold Mayne-Nicholls compartió con rugbistas de la cárcel de Valparaíso

Un total de 50 internos del Complejo Penitenciario participaron en el segundo taller efectuado por el club Libertad.
El ex presidente de la ANFP, Harold Mayne – Nicholls, fue el encargado de entregar las camisetas a los hombres y mujeres privados de libertad que participaron en el taller de rugby realizado en el Complejo Penitenciario de Valparaíso durante cuatro meses y que llegó a su fin con una ceremonia realizada esta tarde en el establecimiento penitenciario.

En total fueron 50 los reclusos que semanalmente tomaron el balón ovalado y practicaron los scrum en los gimnasios de la unidad y en el patio del Centro Penitenciario Femenino (CPF).

Mayne – Nicholls, por medio de la fundación Ganamos Todos, la cual dirige, respaldó el proyecto presentado por el club Libertad. La iniciativa finalmente se adjudicó fondos del gobierno regional, permitiendo así su desarrollo en el Complejo porteño.
“Nos invitaron a participar. Nosotros vimos el contexto del proyecto, todo el contenido, los beneficios que podía traer para los internos y decidimos hacer este desafío y hoy día estamos muy satisfechos. Hemos sabido que han llegado casi un centenar de internos en distintas etapas, y también niñas, a jugar y eso nos parece que es un aporte”, expresó el ex presidente de la ANFP.

Consultado respecto a un nuevo patrocinio de esta iniciativa, el ex dirigente de la FIFA manifestó que están abiertos a continuar con esta labor conjunta.

Por su parte el jefe del Complejo Penitenciario, teniente coronel Rubén Pérez, destacó el beneficio que esta actividad deportiva ha representado en el proceso de reinserción de los reclusos participantes.

“Para nosotros, además de ser novedoso, es tremendamente constructivo. Para los internos también es muy grato, les permite integrarse en el lenguaje del deporte, en un ambiente de compañerismo, de lealtad y con valores deportivos. La combinación de las distintas ofertas programáticas indudablemente que suma para que tengamos una población un poco más tranquila y contribuye a su reinserción social”.

RAMA FEMENINA
Por primera vez en un establecimiento penitenciario de Sudamérica mujeres privadas de libertad jugaron rugby. Leticia Vergara es una de las internas que decidió formar parte de la rama femenina del club Libertad y semanalmente asistió a los entrenamientos.
“Me gusta porque es un deporte que nunca lo había jugado Y Tuve la oportunidad aquí. No estaba inscrita y un día jugué, me llamó la atención, y me quedé en el equipo. Con mis compañeras pensé que iba a ser algo desastroso, pero gracias a Dios nos ha salido todo bien y a hartas nos ha gustado”.

“Todo deporte a uno la relaja y la saca de aquí. Ojalá que todo funcione, que todo le salga bien a los profes, sigan haciendo clases, y lleguemos a jugar con otros equipos y seamos las mejores”, expresó la residente del módulo B del CPF.

En la misma línea la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Paz Anastasiadis, señaló que, “destacamos esta iniciativa innovadora del Club de Rugby Libertad que se gesta desde el trabajo conjunto con Gendarmería y que propicia intervenir con un deporte que hoy no es común en nuestras unidades penales y que además, busca generar impacto en aquella población penal más compleja o que presenta consumo problemático de drogas, permitiendo, a través del entrenamiento, que los internos adquieran disciplina y respeto tanto por el equipo, el rival, el árbitro y su entorno, mediante reglas que son propias de este juego. Hoy, además, hemos destacado a mujeres que están practicando este deporte y que comienzan a convertirse en las primeras mujeres privadas de libertad en Chile que se integran al Rugby”.

INICIOS
En febrero del 2016 una veintena de internos del Centro de Tratamiento de Adicciones (CTA), ubicado en el Complejo Penitenciario de Valparaíso, participaron de un taller de rugby, efectuado por el ex entrenador de rugby de The McKay School, Edmundo Reynolds y cuatro de sus antiguos alumnos y seleccionados nacionales.

La iniciativa tuvo tanto éxito en el proceso de rehabilitación de los reclusos que se decidió ampliar el taller, incluyendo esta vez a la población femenina y amentando el número de módulos a intervenir.

Con la finalidad de poder continuar con este taller el presidente del club deportivo Libertad, Juan Bedoya, ya está trabajando en la presentación del proyecto que implicaría la intervención de nuevos módulos y la mantención de otros. Además se buscará formar una selección masculina que juegue contra clubes de Viña del Mar y Santiago.