Menú Principal
2
6 de septiembre de 2017

Con bailes tradicionales mujeres privadas de libertad conmemoraron el Día de la Mujer Indígena

Agradecidas por la oportunidad de resaltar sus costumbres y tradiciones, las internas originarias de pueblos ancestrales de Chile, Perú, Bolivia y Colombia dieron vida a la primera conmemoración propia de la Mujer Indígena.

Con gran colorido se conmemoró por primera vez en el Centro Penitenciario Femenino de Antofagasta el Día de la Mujer Indígena, una fecha que la Defensoría Regional de Antofagasta organizó para dar espacio a las muestras culturales de pueblos ancestrales.

La actividad contó con la presencia de la Defensora Regional, Loreto Flores Tapia, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Encina Muñoz, la jefa de unidad, Elizabeth Ramos y el representante de la Comunidad Ayllu de Antofagasta, Diego Anza entre otros invitados, quienes destacaron la relevancia de esta fecha.

En su saludo, la Defensora Regional Loreto Flores, destacó que Las mujeres indígenas juegan un papel muy importante en la sobrevivencia de los pueblos indígenas ya que gracias a ellas perviven las costumbres propias, la transmisión de la cultura a sus descendientes así como su lucha constante e insistente contra la exclusión étnico-cultural. Por eso hoy, a pesar de la privación, queremos destacar sus valores, enaltecerlas por el diario quehacer familiar y, sobre todo, brindarles un espacio de reconociendo y agradecimiento por su autoreconomiento, que ya es una muestra de valentía y orgullo”, resaltó.

Por su parte, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Encina destacó “el esfuerzo de las instituciones para dar vida a este tipo de actividades que permiten homenajear a las mujeres indígenas dado que ellas en este contexto de privación de libertad mantienen vivas sus tradiciones”, argumentó.

Asimismo, el representante de la comunidad Ayllu, compuesta por jóvenes de origen indígena que estudian en Antofagasta, agradeció la oportunidad para reunirse con las privadas de libertad de las distintas etnias y destacó que “la comunidad Ayllu espera poder brindarles apoyo de cualquier naturaleza y, especialmente contribuir a la subsistencia de la cultura tradicional a pesar del encierro”.

Posteriormente, las internas presentaron cuatro bailes que ellas mismas prepararon para la ocasión y brindaron a los presentes un espacio de colorido y música para dar vida a esta conmemoración, que la Defensoría espera se transforme en una tradición.