Menú Principal
abriendo-caminos1
19 de mayo de 2015

[Biobío] Programa Abriendo Caminos instala red apoyo en cárcel de Mulchén

Los seremis de Justicia y Desarrollo Social pusieron en marcha la iniciativa que va en directo beneficio de niños, niñas y adolescentes cuyos padres están privados de libertad.

El Centro de Cumplimiento Penitenciario de Mulchén fue sitio del lanzamiento regional de la quinta versión del Programa Abriendo Caminos, que durante 2015 atenderá a 250 familias en la Región del Biobío. La iniciativa va en directo beneficio de niños, niñas y adolescentes cuyos padres están privados de libertad y también del círculo cercano afectado por esta compleja situación.

Autoridades regionales de Justicia, Desarrollo Social y el alcalde de la comuna, Jorge Rivas, presidieron el acto desarrollado en el patio de visitas de la unidad penal, en compañía de usuarios que disfrutaron con el Circo Social de la Fundación Llequén, organismo encargado de ejecutar la intervención.

Sólo en Los Ángeles y Mulchén, la iniciativa del Ministerio de Desarrollo Social irá en directa ayuda de 37 familias. Durante un período de 24 meses, este segmento con especiales condiciones de vulnerabilidad, será foco de ayuda psicosocial, laboral y económica personalizada, con el fin de brindarles seguridad y mejores oportunidades de acceso. Consejeros, tutores, gestores de redes, son parte del equipo profesional que cumple con la loable misión.

El impacto del programa Abriendo Caminos, que responde a un convenio de colaboración entre el Ministerio de Desarrollo Social y Gendarmería de Chile, fue analizado por el seremi de Desarrollo Social, Patricio Torres.

“Es una inversión importante en la región que supera los 300 millones de pesos y representa un énfasis directo de la Presidente Michelle Bachelet. Para nosotros es muy importante traer a Mulchén la inauguración regional de un programa orientado a la inclusión social y que persigue, entre otros objetivos, que las personas privadas de libertad puedan recuperar su vida”, reforzó el seremi de Desarrollo Social en su visita a Mulchén.

En tanto, autoridad regional de Justicia, Jorge Cáceres Méndez, expresó que “se hace una doble ayuda. Por un lado a los niños que tienen a sus padres recluidos y no deben perder su dignidad, y por otro, a los internos que, al estar con sus seres queridos cerca, es muy positivo para su reinserción social y laboral”.

Igual mensaje formuló el alcaide del CDP Mulchén, capitán Ariel Inostroza, que valoró el aporte transversal del Programa Abriendo Caminos, el que ayuda en parte a mitigar el duro proceso de la reclusión, que también viven muy de cerca las familias.

Durante 2015, el programa Abriendo Caminos, espera atender a más de 250 niños y a sus padres privados de libertad en recintos de Concepción, Chillán, Coronel y Mulchén, acercándolos a redes de apoyo y asesoría para tener una mejor calidad de vida y generar capital social durante el proceso de inclusión.