Menú Principal
IMG_4837
12 de abril de 2016

[Bío Bío] Tras 41 años viudas de pescadores desaparecidos en el mar reciben certificado de muerte presunta

Tras poco más de un año y medio de gestión, este martes se entregaron siete nuevos certificados de muerte presunta a familiares de pescadores artesanales desaparecidos en la mar.

La actividad fue encabezada por el Secretario Regional Ministerial de Justicia y Derechos Humanos, Jorge Cáceres Méndez, la Presidenta de la Agrupación de Viudas y Familiares de Pescadores Artesanales desaparecidos en la Mar, Edith Burgos, el Director Regional del Servicio de Registro Civil, Guillermo Miranda, el abogado auxiliar de la Corporación de Asistencia Judicial de Talcahuano, Luis Oróstica.

El Seremi de Justicia y Derechos Humanos Jorge Cáceres destacó el trabajo coordinado y compromiso que se ha realizado en estos meses. “Hemos cerrado un ciclo y un dolor tremendo a estas mujeres y sus familias”.

La autoridad de justicia agregó que “en términos jurídicos, declarada la muerte presunta significa que las personas en este caso el deudo del pescador artesanal desaparecido en la mar jurídicamente aparece como muerto, entonces cuando se produce la muerte de una persona ya se puede producir la posesión efectiva de los bienes en el caso de sus herederos y herederas, que en este caso las hay. En el caso de las viudas, pasan a ser viudas legalmente y cuando obtienen la viudez pueden obtener pensiones que establece la misma ley”.

Para la Presidenta de la Agrupación de Viudas y Familiares de Pescadores Artesanales desaparecidos en la Mar, Edith Burgos la entrega de este documento este es un hito importante. “Agradecemos las gestiones del Seremi de Justicia y el trabajo de los abogados de la CAJ porque al fin estas viudas y sus familiares tienen una respuesta”

Rosa Miranda Torres perdió a su padre hace más de 41 años, cuando éste desapareció en la Lancha Chela II junto a un grupo de pescadores en los roqueríos de Laraquete y Chivilingo. “El hecho de tener este certificado, para nosotros es cerrar un ciclo que por año estábamos esperando, porque no teníamos nada concreto. Mi mayor tranquilidad es que mi mamá tienen avanzada edad y yo no quería que ella partiera de esta tierra sin ser viuda de verdad” aseguró Rosa.

“Estoy contenta y con pena a la vez, al recordar todo esto, esperé 41 años y al fin salió. Estoy muy agradecida por tener este certificado”, fueron las palabras de Silvia Santana al recibir en sus manos el certificado, su esposo también era parte de la tripulación de la Lancha Chela II desaparecida el 1 de julio de 1975.

La entrega del documento se realizó en la oficina del Registro Civil de Talcahuano, el director Regional del SRCeI, Guillermo Miranda indicó que “Lo que nosotros hacemos es recibir la sentencia judicial que declara la muerte presunta, la inscribimos como una inscripción de defunción y se entregó inmediatamente el certificado”.

La tramitación de las causas estuvo a cargo de la Oficina Talcahuano de la Corporación de Asistencia Judicial, el abogado auxiliar Luis Oróstica destacó que el éxito de la gestión se conjuga en el trabajo conjunto de una serie de organismos. “Este es un hecho difícil de acreditar en este caso hubo una mayor libertad de plazo, de gestión, menos trámites y eso permitió agilizar más la complicada situación de determinar la muerte presunta”.

En este proceso fueron claves para acreditar los hechos, recortes de prensa que daban cuenta de la desaparición de las lanchas, los sumarios de la dirección marítima, la declaración de testigos, la información sumaria, y la determinación de últimos domicilios, entre otros.
A la fecha se han entregado 17 certificados de muerte presunta a viudas y familiares de pescadores desaparecidos en la mar, restando aún la entrega de otros cuatro que aún se encuentran en tramitación.