Menú Principal
_MG_6960
8 de enero de 2018

Autoridades de Justicia y Derechos Humanos asisten a ceremonia de traspaso de la presidencia de la Corte Suprema

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Jaime Campos, junto al subsecretario de Justicia, Nicolás Mena, y la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, asistieron a la ceremonia de traspaso de la presidencia de la Corte Suprema, en la que asumió como nuevo presidente del Máximo Tribunal, Haroldo Brito Cruz.

El ministro Brito, de 69 años, quien presidía hasta este lunes la Cuarta Sala (laboral) del Poder Judicial, ocupará el cargo entre 2018 y 2020, sucediendo a Hugo Dolmestch.

El ministro Campos destacó en la oportunidad la labor del presidente saliente y valoró la asunción al cargo del juez Brito. “Creo que va a hacer una estupenda gestión, tan brillante como la que hizo el ministro Hugo Dolmestch. Estoy muy feliz de haber despedido a un gran amigo y de recibir ahora a un nuevo gran amigo como Haroldo Brito. El Gobierno de la Presidenta Bachelet se ha caracterizado por tener una óptima relación con el Poder Judicial y particularmente con la excelentísima Corte Suprema, y no me cabe la menor duda de que estas buenas relaciones se mantendrán con el futuro gobierno y el nuevo ministro”.

La máxima autoridad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos recalcó además el avance que ha implicado para el país, la mancomunión entre ambos instituciones del Estado. “Quiero destacar que en el último año aprobamos iniciativas legislativas concordadas con el Poder Judicial y promovidas por el gobierno, como por ejemplo la Ley de Entrevistas Videograbadas; la creación de 110 nuevos cargos de jueces que es la más grande inyección de recursos humanos que ha habido en la historia del Poder Judicial chileno; y ya próxima a despacharse, la Ley de incentivo al retiro. Creo que esa línea de trabajo coordinada, tiene que mantenerse, y no me cabe la menor duda que el ministro Haroldo Brito va a seguir trabajando en ese sentido.”

El ministro Haroldo Brito fue elegido por sus pares para dirigir el Máximo Tribunal por una mayoría de 14 votos sobre 21.