Menú Principal
20171120_091437
6 de diciembre de 2017

438 internos solicitaron rebaja de condena este 2017

Desde el lunes 20 y hasta el viernes 24 de noviembre se llevó a cabo el trabajo que año a año realiza la “Comisión de beneficio de reducción de condena”, cuya función está mandatada en la Ley N°19.856 y que trata del beneficio al que tienen derecho quienes se encuentren privados de libertad y ya hayan cumplido la mitad de su condena.

Tal como se señala, la legislación chilena contempla un organismo que permite, previa consideración de una serie de aspectos, la rebaja o reducción de la condena de quienes se encuentren privados de libertad.

La “Comisión de beneficio de reducción de condena” está conformada por un Ministro de la Corte de Apelaciones designado por el Pleno de la respectiva Corte quien además será su presidente. Además, integran esta comisión, tres jueces de letras con competencias en materia criminal o miembros del tribunal del juicio oral en lo penal, en su caso, designados por la Corte de Apelaciones respectiva. Asimismo habrá un abogado nombrado por el Ministerio de Justicia, a través de la respectiva Secretaría Regional ministerial y dos peritos, uno psicólogo y otro asistente social, nombrados por el Ministerio de Justicia a través de la Secretaría Regional Ministerial.

¿En qué consiste? La Ley indica que la persona que durante el cumplimiento efectivo de una condena privativa de libertad, hubiere demostrado un comportamiento sobresaliente, tendrá derecho a una reducción del tiempo de su condena equivalente a dos meses por cada año de cumplimiento.

¿Qué criterios considera? Para los efectos de lo previsto en la Ley 19.856, se considerará comportamiento sobresaliente aquel que revelare notoria disposición del condenado para participar positivamente en la vida social y comunitaria, una vez terminada su condena, para ello se considera la asistencia periódica del condenado a la escuela, liceo o cursos existentes en la unidad penal buscando una objetiva superación; la asistencia periódica a talleres o programas de capacitación ofrecidos por la unidad penal en busca del aprendizaje de un oficio o labor provechosa; la voluntad exhibida por el condenado mediante sometimiento a terapias clínicas, en orden a superar dependencia a drogas, alcohol u otros según sea el caso; mostrar un espíritu participativo sentido de la responsabilidad en el comportamiento personal.

A los internos de los distintos Centros de Cumplimiento Penal, se les califica anualmente y para poder acceder al beneficio de reducción de condena, deben haber sido calificados con nota “muy bueno” o “bueno” en los tres últimos bimestres anteriores a aquel en el que se proceda a la calificación.

Quienes quieran optar a este beneficio deben elevar solicitud al/a la Presidente/a de la república a través del Ministerio de Justicia. La reducción se concederá por decreto supremo tramitado a través del Ministerio de Justicia una vez que hayan sido acreditados por la Seremi el cumplimiento de los requisitos objetivos para su concesión.

En la Araucanía, la Comisión de beneficio de reducción de condena sesiona en el mes de noviembre y este 2017 revisó las carpetas de 438 condenados, quienes se encuentran a la espera de la notificación que debe emitir la Presidenta de la república a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.